El Ramal Ópera – Príncipe Pío (III)

martes, 28 de diciembre de 2010

En Junio de 1971 el ramal tiene un importante aumento del número de viajeros al trasladarse desde la Plaza de España al Paseo de la Virgen del Puerto el punto de origen y destino de todos los servicios atendidos por los autobuses de la Empresa de Blas y Cia., popularmente llamados “Blasas”, que a través de la carretera de Extremadura enlazan Madrid con San José de Valderas, Alcorcón, Móstoles, Navalcarnero y Villaviciosa de Odón, resultando de gran utilidad la boca de salida abierta en 1961 en la Glorieta de San Vicente. El motivo del cambio, que no gusta a los viajeros, es provocado por las obras que se están realizando para construir el paso elevado Bailén-Ferraz sobre la Cuesta de San Vicente y, aunque el traslado tiene el carácter de provisional mientras éstas duren, lo cierto es que nunca mas volverán a llegar a la Plaza de España. El cambio de la cabecera de estos autobuses produce también un aumento de viajeros en la estación de Campamento del Suburbano, mayoritariamente de entrada, pues muchos de ellos optan por apearse allí y continuar en el ferrocarril hasta la Plaza de España evitando los crónicos atascos de la Nacional V.

El 21 de Agosto de 1972 un tren ascendiendo a Ópera queda detenido por un corte en el suministro de energía, y retrocede seguidamente hasta la Estación del Norte donde, tras rebasarla, choca con el tope final de línea. En el accidente resultan heridos cinco viajeros, minimizándose las consecuencias gracias al hecho de que los empleados indicaron que todos se echaran al suelo.

Un MF con la última decoración, espera su desguace en el Depósito de Fuencarral.

A comienzos de Septiembre de 1974 la Dirección General de Transportes Terrestres dicta una orden de que todos los autobuses de Alcorcón, Móstoles y zonas aledañas a la carretera de Extremadura han de rendir viaje en la Estación Sur de Palos de la Frontera en lugar de hacerlo en la Glorieta de San Vicente, lo que hace disminuir considerablemente la utilización del ramal. Esta situación provoca el malestar de los vecinos afectados de esa zona pues aumenta en cinco kilómetros el viaje y como consecuencia se incrementa en una peseta el billete y el tiempo de recorrido (1). Los escritos de protesta a las diversas autoridades no surten el efecto deseado hasta que el 11 de Septiembre los vecinos cortan el tráfico rodado en la carretera de Extremadura y la Dirección General de Transportes Terrestres determina unos días después que la mayoría de los autobuses vuelvan a terminar en la Glorieta de San Vicente, en la época Glorieta de Ramiro Ledesma Ramos, y una pequeña minoría lo hagan en la Estación Sur. La utilización del ramal vuelve a la normalidad antes de acabar el mes de Septiembre.

El 4 de Marzo de 1976 todos los trenes de largo recorrido de la estación del Norte parten desde este día de la de Chamartín quedando solo para las cercanías a Pinar de las Rozas donde es preciso hacer trasbordo en la mayoría de los casos.

En 1976 se termina la remodelación de la plaza de Isabel II que ha traído como consecuencia la modificación del emplazamiento de la única boca de acceso de Ópera, situándola en la prolongación de Arenal junto al ángulo donde estaba anteriormente.

El 26 de Julio de 1979 los responsables ferroviarios deciden que desde esta fecha vuelvan a salir de la estación del Norte los trenes de largo recorrido como forma de descongestionar la de Chamartín, medida que afecta a los de Galicia y Salamanca. El ramal de metro vuelve a aumentar su actividad.

Desde el final de la década de los setenta y a lo largo de los ochenta se producen importantes modificaciones en el ferrocarril metropolitano desde el punto de vista empresarial, periodo en el que pasa a ser propiedad publica. Los nuevos gestores deciden rehabilitar las estaciones de metro mas deterioradas convocando un concurso de ideas para estaciones tipo, entre ellas una es la de Ópera. El arquitecto D. Francisco Fernández-Longoria realiza un proyecto que obtiene el premio José Luis Sert otorgado por la Corporación Metropolitana de Barcelona y aunque no se pone en práctica consiste en crear una superficie comercial en la zona de vestíbulo, situada encima de las estaciones de la Línea 2 y la de ramal, habilitando también entre ambas un gran espacio diáfano mediante amplias columnas (2).

El 16 de Mayo de 1985 la Ley 5/1985 de la Comunidad de Madrid crea el Consorcio Regional de Transportes, entidad que coordina los transportes de viajeros, explotación, tarifas, etc. lo que implica tomar decisiones no siempre bien vistas por la ciudadanía cuando se refieren a frecuencias de los servicios o subidas de precios. Centrándonos en el tema que nos ocupa es partidario de que el ramal Ópera-Norte sea clausurado y no forme parte del intercambiador que se proyecta en Príncipe Pío, lo que implica trasladar a la Plaza de España las combinaciones que permite el ramal y de paso resuelve definitivamente el problema de insonorización del Teatro Real. Esta decisión es totalmente opuesta a la de la Compañía Metropolitano de Madrid que insiste en su mantenimiento por su alta utilización.

El 17 de Febrero de 1986 se suspende todos los días la circulación de trenes en el ramal a partir de las 20,45 para efectuar obras nocturnas de impermeabilización del túnel, presupuestadas en 42 millones de pesetas (250.000 € aprox.), estableciendo un servicio sustitutorio de autobuses gratuito con únicas paradas en Ópera y Estación del Norte. Aunque la duración está prevista que sea un año, la agilización permite que la normalidad horaria llegue a partir del 15 de Septiembre de 1986, cesando el transporte de superficie implantado en su lugar.

Un moderno tren 2000 de dos coches con la decoración original. A la izquierda vemos el hueco de la antigua vía de apartado.

El 9 de Marzo de 1987 los modernos coches de la serie 2.000 sustituyen a los veteranos MF tras casi cuarenta años de eficaz servicio, dentro del programa que Metro de Madrid lleva a cabo para suprimir totalmente el material clásico. En las cocheras de Línea 10 de Cuatro Vientos hay un MF entre los diversos coches antiguos preservados.

En Octubre de 1988 se cierra el Teatro Real para transformarlo de Sala de Conciertos en Teatro de la Ópera, periodo en el que pareció que existía de nuevo una “mano negra” tras este singular edificio por los numerosos contratiempos que pospusieron su reinauguración bastantes años después de lo previsto (3). En este tiempo, al poco de comenzar las obras de adaptación la Prensa comenta “Como detalle, hay que agradecer que se estén tomando medidas para reducir o eliminar las vibraciones del metro en un ángulo del Teatro, cuestión que se solventará por el momento con dispositivos de insonorización, aunque está prevista la desaparición de este tramo de vía (Ópera-Norte) en breve. ABC 25-05-1989”.

En el primer semestre de 1992 se adopta por el Consorcio de Transportes la supervivencia del ramal, desdiciéndose de su pretensión anterior de suprimirlo. Ello tiene como consecuencia la modificación del proyecto del intercambiador de Príncipe Pío para que encaje en él, que consiste en construir una nueva estación retranqueada hacia Ópera, sin túnel de maniobras pues tanto el lugar que ocupaba éste, como el de la antigua estación, son espacios utilizados en las nuevas infraestructuras del entorno. Definitivamente el ramal no podrá ser prolongado en el futuro tal y como está concebido el final de vía en el proyecto que es como está actualmente, salvo que se ejecutare una costosa y larga variante que por el desarrollo urbanístico de la zona parece altamente improbable.

El 22 de Julio de 1992 la Comisión de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid convoca un concurso para la redacción del proyecto y ejecución de las obras del paso inferior en la Glorieta de San Vicente, que tiene por objeto evitar en lo posible los atascos que allí se forman, paliando, al menos, los del sentido salida. Como está acordado el mantenimiento del ramal, el gálibo de este túnel automovilístico impedirá el paso de grandes camiones ya que su base está asentada sobre la bóveda del metro (4).

Mientras tanto, en 1992 prosiguen la obras de adaptación del Teatro Real de Sala de Conciertos a Teatro de la Ópera que acumulan un extraordinario retraso sobre las previsiones iniciales, desconociéndose cuando concluirán. En un edificio de estas características donde la acústica es primordial, los ruidos que provoca el ramal vuelven a estar en candelero y la situación se ve así:

“...También bajo tierra correrá otro problema, éste de carácter acústico y nada desdeñable: el Metro de Madrid, cuyos trenes causan unas vibraciones que se transmiten por todo el edificio y que, sí eran molestas en los conciertos, resultarán insoportables en la ópera. No es que el túnel del ramal Ópera-Norte pase cerca o debajo, del teatro. Es que está apoyado, literalmente, en los cimientos de una de las esquinas del edificio, aunque tal cosa pueda parecer mentira.


Lo peor es que no tiene solución. Hace dos meses se decía todavía que esa corta línea de Metro iba a ser eliminada. Pero el Consorcio de Transportes ha decidido mantenerla. ABC 03-07-1992

Vista general de la estación de Ópera, ampliada a 60m, tema que será tratado en la próxima entrega. La vía está en el lugar de la antigua de apartado y el ensanche de andén ocupa la antigua de viajeros.

El 31 de Enero de 1993 se suprimen los trenes de Largo Recorrido de la estación de Príncipe Pío, vulgarmente conocida como estación del Norte, cuyos destinos a Galicia y Salamanca son trasladados a Chamartín, prestando desde entonces solamente servicio de cercanías. Se cierra así, de forma muy discreta, su brillante historia procediendo seguidamente a realizar las obras del intercambiador que consistirán en deprimir la zona de cabecera de las vías para situar perpendicularmente la estación del Metro con sus cuatro vías, dos para Línea 6 y dos para Línea 10, y dos anchos andenes. El resto de las instalaciones queda actualmente como sigue:

-Viviendas y cines en la playa de vías próxima al Paseo de la Florida.
-Centro comercial de ocio en la marquesina y en la nueva planta inferior creada.
-Uso ferroviario para la playa de vías próxima al Paseo del Rey.
-Edificio de cabecera sin uso, esperando tiempos mejores al día de hoy.

Continuará.
-.-.-

Autor José Manuel Seseña.
En este blog también colaboran Ángel Caldito y Ricardo Márquez.

Artículos anteriores:
Entrega uno.
Entega dos.
Notas:
(1) La zona suroeste de Madrid hasta la construcción del ferrocarril a Móstoles y posteriormente de la M-40, carecía de medios alternativos a la carretera de Extremadura para acceder a Madrid, originándose monumentales atascos por la mas nimia incidencia que se produjera. La sensibilidad de los habitantes de la zona por esta cuestión estaba a flor de piel, siendo especialmente graves los hechos ocurridos el 18 de Mayo de 1990 por deficiencias en el transporte.
(2) Otra estación tipo fue Sol, cuya remodelación fue inaugurada el 20 de Diciembre de 1986.
(3) Este nuevo periodo de interrupción también estuvo sobrado de incidencias y polémicas.
(4) Inaugurado el 10 de Junio de 1994, comenzando poco después las obras de reconstrucción de la Puerta de San Vicente. Este túnel está enlazado actualmente por el lado río con los túneles de la M-30.

Bibliografía
Para saber mas sobre el material específico MF, recomendamos la lectura del artículo “Adiós a los veteranos MF”, publicado en la revista Vía Libre, Julio 1987, de la autoría de D. José Luis García Salazar.
Archivos César Mohedas y Carlos López Bustos
Hemeroteca ABC

Read more...

Navidad 2010

miércoles, 22 de diciembre de 2010


Se acercan unas fechas entrañables en las que todos nos dejamos llevar, en mayor o en menor medida, por el espíritu de la Navidad. Pero esa sensación no ha de circunscribirse únicamente al 25 de Diciembre, sino que debe de estar presente durante las 365 hojas del calendario, algo que también podríamos extrapolar a otros “Días” del año, como pueden ser los del Padre, de la Madre, de la Constitución, de los Difuntos, de los Enamorados, de la Mujer Trabajadora, etc.

Plaza Mayor 1892
La situación económica de muchas familias no está para fastos pues todas las encuestas dicen que el principal problema de los españoles es el paro, por eso los que hacemos el blog Historias Matritenses deseamos a todos lectores en estas fechas que se avecinan, además de lo tradicional que es Paz y Felicidad para el nuevo año, le añadimos Trabajo. Trabajo para que el que no lo tiene lo encuentre y para aquel que tiene la suerte de tenerlo que lo pueda mantener.


De todo corazón nuestro deseo de PAZ, FELICIDAD Y TRABAJO PARA EL 2011
-.-.-

Los componentes del Historias Matritenses.

Imágenes:
La Ilustración Española Americana, Siglo XIX.

Read more...

Parroquia Nuestra Señora del Pilar - La Guindalera – Prosperidad.

domingo, 19 de diciembre de 2010


A raíz de la publicación en el foro Urbanity de la siguiente foto, surgió la pregunta de qué edificio es el que se ve en primer término a la izquierda de la foto, de ladrillo visto y con arcos.


La respuesta fue dada casi de inmediato en el foro, pero vamos a intentar demostrar documentalmente de qué se trataba y a su vez conocer su historia.

La fotografía corresponde a un accidente en la calle Cartagena a la altura del cruce con la avenida de América. Fue publicada en la prensa en Enero de 1.953.

Según la foto aportada por Charlytect en Urbanity vemos que el edificio de la derecha todavía se conserva. La foto está tomada desde avenida de América dirección López de Hoyos, a la altura del número 102 – 99 de la calle Cartagena.


Como sospechábamos desde un principio, y además también apuntó Giaquinto en Urbanity, se podría tratar de la Iglesia del Pilar (Parroquia de Nuestra Señora del Pilar). Vamos pues con la investigación.

Lo primero que encontramos fue una noticia fechada en Noviembre de 1883, y publicada en La Ilustración Española-Americana:

“Hace unos cuantos años que en el sitio llamado La Guindalera, fuera de la zona de ensanche de esta capital, y al Nordeste de la misma, comenzaron a edificarse algunas humildes casas de jornaleros, que bien pronto constituyeron una alegre barriada, entre la carretera de Aragón, el barrio de Salamanca y el camino de Canillas.


Una de las primeras pobladoras fue doña Gregoria Jimeno, aragonesa, y como tal entusiasta de la Virgen del Pilar, cuya imagen colocó sobre la puerta de su casa, y careciendo el barrio de local para el culto, aquella excelente señora y sus vecinas se reunían los días festivos y rezaban el rosario ante el pequeño simulacro de la Virgen, que fue considerada desde entonces como patrona del nuevo barrio.

Planos que creemos que son de la nueva iglesia de la Calle Cartagena.


Mas no con eso se dio por satisfecha la piadosa doña Gregoria: comenzó a gestionar la erección de un templo, y a este fin se dirigió al Sr. López de Llerena, digno cura parroco de San José, a cuya feligresía pertenece La Guindalera, y con el valioso concurso de tan respetable sacerdote y el eficaz auxilio de la Asociación de Católicos de la misma parroquia, se constituyó una Junta, presidida por el Sr. Conde de Vilana, y a la misma ofrecieron desde luego generosamente los terrenos necesarios los señores Conde de Villapadierna y don Simón Garrido, en representación este último de la Sociedad Val y Compañía; los planos del templo fueron encomendados al arquitecto don Juan Bautista Lázaro, quien gratuitamente los hizo, dirigiendo del mismo modo las obras, que se comenzaron el 10 de Junio de 1881, y poniendo la primera piedra S.M. el Rey, con asistencia de S.M. la Reina y SS.AA. las Intantas.


La iglesia es de fábrica de ladrillo, de estilo románico, con cubierta artesonada, recordando las antiguas basílicas, y como ellas orientada; consta de una sola nave, de cruz latina y ábside semicircular, ocupando una extensión superficial de 700 metros cuadrados, con inclusión de la casa rectoral, de dos pisos, que está adosada a aquella por la parte oriental.


El coste total de la obra ha consistido en la exigua cantidad de 40.000 pesetas, procedentes de donativos de SS.MM. y AA. y de limosnas de muchas corporaciones y personas piadosas, ocupándose en reunir lo que aún falta una Junta de aristocráticas damas, una de las cuales ha adelantado los fondos necesarios para que, pagado el contratista, pudiera inaugurarse la iglesia en el día 12 de Octubre de 1883, festividad de la Virgen del Pilar.


Planos que creemos que son de la nueva iglesia de la Calle Cartagena.


En efecto, en dicho día, previa la bendición, se abrió el templo al culto, con extraordinario gozo de todos los vecinos del barrio, y singularmente de la promovedora doña Gregoria Jimeno, que ha regalado una bonita imagen de la Virgen.”

Este primer templo estaba la manzana  de las calles José Picón, Pilar de Zaragoza y Botánica.

En el diario La Epoca, de fecha 7 de Julio de 1902. Encontramos la siguiente noticia:

"El próximo día 12 se abrirá al culto la nueva iglesia parroquial de Nuestra Señora del Pilar, perteneciente a los populosos barrios de la Guindalera y Prosperidad. Con tal motivo prepáranse los vecinos de ambas barriadas a celebrar....

El nuevo templo es una obra notable, de sólida construcción y gallardas líneas. En su interior ofrece gran amplitud y detalles arquitectónicos que honran al arquitecto director de los trabajos.

Pocas iglesias de Madrid merecerán tantos elogios como esta por su disposición y decorado interior. Es un templo verdaderamente artístico, lleno de sencillez, modesto en realidad, pero de gusto artístico indudable. Los fieles de la Prosperidad y la Guindalera pueden estar satisfechos de su nueva parroquia.


Se levanta la nueva iglesia hacia la mitad de la calle Cartagena, que va de la Guindalera a la Prosperidad, a la izquierda, según se camina al segundo barrio. Al lado de ella se ha construido una hermosa casa de dos pisos para habitación del párroco y del personal adscrito al culto de este templo.... " (según otros medios estaba concluida las obras desde hacía dos años, pero había problemas con su inauguración).


Ya en plano de Facundo Cañadas (1900), vemos la silueta de la parroquia marcada con el número 37 de la calle Cartagena.


Como podemos observar en el plano toda la zona en dirección oeste se la denominaba con el nombre de la iglesia, Nuestra Señora del Pilar. Hemos encontrado muchas noticias en la prensa donde se mencionaba que las fiestas eran celebradas junto a la iglesia, incluso hay una fotografía en la revista Blanco y Negro, donde se ve la verbena y al fondo la fachada de la parroquia.

En el siguiente plano de Delage del año 1915, la vemos perfectamente identificada tanto la nueva iglesia de la calle Cartagena como la antigua.


Como dato curioso diremos que la iglesia se encontraba en el barrio de Prosperidad, aunque siempre se ha considerado de la Guindalera, pues en aquellos años cubría los dos barrios.

En Julio de 1923 se incendió el convento de las Hermanas Trinitarias que lindaba con la parroquia hacia el este, y a punto estuvo de extenderse el incendio a la Iglesia del Pilar. Los bomberos, ayudados por los vecinos, tuvieron que hacer una gran esfuerzo para controlar el fuego.


Durante las revueltas de la República hubo un intento de quemar la iglesia en Julio de 1933. Es de esta época cuando encontramos un relato detallado de cómo era el interior:

“El templo es muy amplio y artístico, predominando el estilo románico. Las vidrieras son muy hermosas. El templete del altar mayor es bellísimo, y obra del artista Fons es la santa imagen de Nuestra Señora del Pilar. Las imágenes, a derecha e izquierda, del Apóstol Santiago y de San Isidro Labrador, Patrono de Madrid, son obra del artista Moreno Sastre. La efigie de San José es también hermosa, y uno de los altares es de estilo gótico. El inmenso lienzo que cubre completamente el lado del Evangelio, es una pintura al óleo de artista virtuoso sacerdote de Madrid don Félix Granda, cuyo estudio de pinturas y de joyería sagrada goza de fama. En el lienzo aparece la Santísima Virgen sobre nubes, conducida por los ángeles que la rodean, que transportan también el Santo Pilar. El Apóstol Santiago y los siete conversos en las orillas del Ebro, contemplan absortos la Visita de la Reina de los Cielos y de sus Ángeles. También se divisa la silueta del templo metropolitano del Pilar de Zaragoza.



Fachada de la calle Botánica 1, que corresponde con la foto anterior, correspondiente a la antigua iglesia. Guia QDQ. (1)


Hay un milagroso Cristo de las Aguas, preciosa donación, y una efigie de tamaño pequeño de la Virgen del Pilar, y en el baptisterio otra imagen de la Señora, que se conducía antes en las procesiones por el barrio. Finalmente, los cuatro mejores confesionarios, el púlpito, tornavoz y el comulgatorio, son de riquísimo nogal y costaron una fuerte suma. Son de otra donación.” El Siglo Futuro, Febrero de 1935.

También encontramos una última referencia al viejo templo de la calle Pilar de Zaragoza en la anterior noticia:

"La iglesia parroquial vieja se llama modernamente “Hotel Villa de Nuestra Señora del Pilar”, y en ese amplísimo local se ha instalado uno de los Centros de la Juventud femenina, con escuelas de parvulitos y de niñas, pletóricas de matrícula."

La atrocidad de la guerra hizo mella en el edificio, fue quemado en 1936. Al finalizar la Guerra Civil la sede de la Iglesia del Pilar fue trasladada durante unos días a la calle López de Hoyos número 77, a la actual Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, que posteriormente hizo las veces de sucursal de la principal.

En el siguiente plano parcelario de 1947 podemos ver como la iglesia es calificada “en ruinas”. También podemos ver en la parte posterior la finca del Convento de las Trinitarias. Un hecho significativo: en el plano de 1929, que es bastante detallado, la zona por donde años después se construirá la avenida de América, es apenas esbozado, como si fuera un aviso que lo que allí había iba a desaparecer.


En la siguiente foto que corresponde a la construcción de avenida de América, podemos ver con más detalle el estado en el que quedó el edificio. Se aprecia a la derecha en el conjunto de casas, haciendo esquina, que la fachada quedó en pié y es sin duda la que se ve en la fotografía del autobús vista desde la parte posterior.



La parroquia funcionó provisionalmente en Conde de Peñalver, 53; en la Residencia de Ancianas de Dª Fausta Elorza, hasta 1962. El nuevo templo fue levantado en la calle Juan Bravo, 40; donde está actualmente.
-.-.-

Autor: Ricardo Márquez
En este blog también colaboran: Angel Caldito y José Manuel Seseña

Notas:
(1) La información mencionada del grabado y la inauguración de la iglesia, así como la foto, corresponde a la iglesia inicial, que estaba la manzana  de las calles José Picón, Pilar de Zaragoza y Botánica. Posteriormente fue construida la iglesia de la calle Cartagena, pasando la de Pilar de Zaragoza a ser capilla (ver comentarios para mayor información). Los planos creemos que se tratan de la iglesia de la calle Cartagena.

Fuentes:
Diario ABC
Revista Blanco y Negro.
http://www.parroquiadelpilar.es/
Hemeroteca BNE.
Archivo Histórico Ayuntamiento de Madrid.
Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid.
Biblioteca de la Comunidad Autónoma de Madrid.
Planos de la revista La Ilustración de Madrid.

Read more...

Las Obras de la Gran Vía de Madrid. (Parte 3)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Abordamos en esta tercera parte el tramo comprendido entre las Plazas de Callao y de España, y para ello pondremos una fotografía “comodín” ya utilizada en el relato del segundo tramo.


En los dos solares que se ven en el centro y a la derecha de la imagen, se levantarán respectivamente los edificios Capitol y Palacio de la Prensa y el inicio de calle entre ambos, taponado por las casas de la calle de los Tudescos, es el comienzo del tercer tramo que será bautizado con el nombre de Eduardo Dato. Detrás de esas casas se distingue la cúpula de la iglesia de San Francisco de Borja de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús. A la izquierda del solar que corresponde al edificio Capitol, según nuestra visión de la imagen, se sitúa el resto de la calle de Jacometrezo que se prolongará hasta la plaza de Santo Domingo y es la parte de dicha calle que ha llegado hasta nuestros días.

En la fotografía se aprecia que el edificio del Palacio de la Prensa ha comenzado a construirse, estamos por tanto en el año 1924 y el cine/teatro Gran Vía que estaba casi en el centro de la fotografía, ha desaparecido.
 
  
Inaugurado en 1911, fue utilizado como teatro/cine y funcionó gracias a una concesión temporal que le hizo el Ayuntamiento, pues en esa época ya estaba en marcha el proyecto de la Gran Vía y las obras se estaban ejecutando en el primer tramo. Por esa razón tuvo una vida muy efímera, en 1921 ya estaba vendiendo su “ajuar” por próximo derribo.

La construcción del edificio del Palacio de la Prensa iniciada en 1924, marcará un hito que tendrá gran impacto en el desarrollo del proyecto de este tercer tramo.

En efecto, el proyecto inicial de la Gran Vía establecía que las anchuras de los tramos serían de 25/35/25 metros para los tramos 1, 2 y 3; pero en 1926 el marqués de Encinares, que era concejal del Ayuntamiento de Madrid, propuso y fue aprobado que la anchura del tercer tramo fuera también de 35 metros. La repercusión fue enorme creando múltiples problemas, pues al estar en construcción el Palacio de la Prensa, no se podía repartir el retranqueo de 5 metros en cada acera, sino que debió ser la acera sur (de los números impares) la que asumirá el retranqueo de 10 metros, con las consiguientes protestas y reclamaciones de los propietarios afectados negándose a los derribos.

En el plano que figura a continuación se refleja el proyecto a ejecutar.

El tercer Tramo discurre entre la Plaza del Callao y la Plaza de Leganitos y el acceso a la calle de la Princesa se realizaba por las calles de Leganitos y Duque de Osuna aunque la intención era unir directamente este tramo de la Gran Vía con la calle de la Princesa, cosa que ocurrió años después y será motivo de una entrega posterior.

Como se observa en el plano, el trazado de este tramo no se realizó superpuesto a una calle-guía como ocurrió con los dos tramos anteriores, aquí se hicieron los derribos directamente a la vez que se planteaba el trazado de la vía.

Describiremos a continuación algunos edificios señalados en el plano y que fueron víctimas de la piqueta.

Colegio del Sagrado Corazón. Está señalado en el plano para dar testimonio de su emplazamiento al final del mismo y obstruyendo la conexión con la calle de la Princesa. Su avatar será descrito en la próxima entrega, aquí dejaremos una imagen que lo corrobora.


El Real Conservatorio de Música y Declamación de María Cristina. Fue fundado según Real Decreto del 15 de julio de 1830, gracias al interés mostrado por la Reina María Cristina que era muy aficionada a la música. Hasta entonces no existía ningún centro docente oficial donde se pudieran impartir clases de música ni de instrumentos.

El Real Conservatorio se instaló en la Casa del Patriarca situada en el número 25 de la calle de Isabel la Católica y la parte posterior daba a la calle de la Cuadra que cambió su nombre por el de Travesía del Conservatorio.


La Casa del Patriarca construida en el siglo XVI fue residencia de don Antonio Cebrián, patriarca de las Indias, posteriormente fue su propietario el conde de Revillagigedo. En esta casa estuvo en 1823 la Suprema Asamblea de la célebre Sociedad secreta de los Comuneros de Castilla. Lindando con ella estuvo situado el convento de San Norberto de padres canónigos Premostenses (los Mostenses) fundado en 1611, y antes las monjas de Santa Catalina, trasladadas luego por el duque de Lerma a la calle del Prado.

El Mercado de los Mostenses se construyó ocupando el solar que dejó el convento de los Premostenses que fue derribado durante la dominación francesa. En un principio su finalidad era servir como instalación que sustituiría al mercado al aire libre situado en la Plaza de Santo Domingo, que se dedicaba a la contratación del pescado, pero después albergó toda clase de puestos. Se inauguró en 1875 y era de estructura metálica y cristal al estilo francés de Les Halles.


Su explotación por periodos de seis años se concedía mediante subasta. La primera licitación se adjudicó por un importe de 120.000 pts. anuales, a las que había que añadir los arbitrios e impuestos. En la fotografía de 1925 se observa el mercado cerrado, las obras para su derribo comenzaron en septiembre de 1930, cuando sus actividades ya se habían trasladado al antiguo Matadero situado en la Puerta de Toledo.


La duquesa de Torrejón tenía tres casas en la calle del Rosal y tras las oportunas licencias las unificó para tener una casa mas grande, obra que llevó a cabo el arquitecto José de la Ballina. La casa asentada en este solar desapareció durante las obras de edificación de la Gran Vía, siendo tasada en 110.000 pesetas.

La Casa del Pecado Mortal, construida en 1800, estaba situada en la calle del Rosal núm. 3. Su aspecto triste, su vieja puerta, que jamás se veía abierta, y el cepillo sobre el cual se leía que por allí se echan los memoriales de los que están en pecado mortal eran causas mas que suficientes para que el pueblo acogiera fácilmente cualquiera narración extraña que se contara de la casa.

En ella se hallaba establecida la antigua Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza y del Santo Celo en la Salvación de las Almas, fundada en 1733 y de la cual era presidente en esta época el marqués de Montalvo. Esta Hermandad se dedicaba a amparar y asistir, en ciertos y determinados accidentes, a las mujeres pobres y solteras, guardando al respecto el mayor secreto, para evitarles la mala nota pública, así como facilitar el casamiento canónico de las que hacían vida marital.

Esta Hermandad tenía la costumbre de salir de noche por las calles en comitiva en los tiempos de Carlos IV. Sus miembros eran en la mayor parte, de lo más distinguido de la sociedad. Cantaban saetas campanilla en mano y pedían limosna para hacer bien y decir misas por la conversión de los que estaban en pecado mortal.

Aunque todas sus ventanas se encontraban cerradas por celosías o persianas, la leyenda dice que bajo los cimientos de la casa había gran cantidad de pasadizos subterráneos usados para procurar encuentros furtivos en la más absoluta intimidad.


La casa fue derribada en 1926 y su solar quedó en el centro de la calzada de la Gran Vía.

La casa del torero Joaquín Rodríguez Costillares estaba situada en la esquina de la calle de San Bernardo con la de la Flor Baja. Costillares fue uno de los mas famosos toreros del último cuarto de Siglo XIX, que compartía cartel con Josef Delgado alias Hillo, en la Plaza de Toros de la Puerta de Alcalá. La ortografía de los nombres de los toreros es la que figuraba en los carteles de época.


La Iglesia de San Francisco de Borja y Casa Profesa de la Compañía de Jesús, ocupaba los números 1, 3 y 5 de la calle de la Flor Baja, y en el lugar donde se alzaba la iglesia (el núm. 1) estuvo asentado desde el ultimo tercio del siglo XIX el teatro del Recreo, construido sobre otro salón del mismo nombre que fue cuna del género chico o espectáculo por secciones en Madrid. La iglesia y la residencia se inauguraron en 1901 y allí se trasladaron las reliquias de San Francisco de Borja, traídas a España por su nieto el duque de Lerma en 1617 y depositadas en la primera Casa Profesa fundada ese mismo año por él.

La ampliación del ancho de la calzada a 35 metros afectaba en una pequeña parte de la fachada a la Iglesia según puede verse en el gráfico que insertamos a continuación…

Según se observa en él, la esquina con la calle de San Bernardo debería de ser eliminada, con la consiguiente obra en esa parte de la fachada, y la de la iglesia tendría que ser alineada con las demás edificaciones de esa acera. El resto de la parcela que al comienzo de la calle de la Flor Baja era estrecha, alcanzaba una anchura considerable en la desembocadura de la calle de Isabel la Católica (tenía una extensión de cerca de 22.000 pies (2.043 m2) y en ella solamente podían construir los jesuitas pues el concesionario de la obra tenía la obligación de venderlos a la Compañía de Jesús al precio al que habían sido expropiadas las casa derribadas. Ello dio lugar a numerosas negociaciones con el Ayuntamiento que duraron varios años y no dieron resultado.

Así las cosas, el día 11 de Mayo de 1931 (menos de un mes después de la proclamación de la República) grupos de exaltados irrumpieron en la iglesia y la prendieron fuego. El incendio destruyó el templo y la casa, sin que se hiciera nada para extinguirlo.

La destrucción de la iglesia y la Casa Profesa de la Compañía de Jesús (que a principios del año siguiente sería disuelta) resolvió el problema, por lo que se cerró el expediente que afectaba a la continuación del proyecto del tercer tramo de la Gran Vía y siguieron las obras.

En 1921 el Ayuntamiento acordó designar a este tercer tramo con el nombre de Avenida de Eduardo Dato, en homenaje al Presidente del Consejo de Ministros que había sido asesinado el día 8 de Marzo por unos anarquistas junto a la Puerta de Alcalá.

Un Decreto de la Alcaldía Presidencia de 15 de febrero de 1925 establecía que las obras deberían comenzar al día siguiente 16 de febrero, y terminaron en 1929, aunque la entrega fue el 22 de septiembre de 1932. Los edificios que jalonarían su recorrido tardaron más de veinte años en dar por finalizada su construcción.

Como hemos visto en las dos entregas anteriores, las rasantes crearon muchos problemas a los responsables del proyecto y las necesarias en este tramo tampoco fueron menos, aunque el volumen de desmontes no llegó nunca a superar a los del segundo tramo; a pesar de que hubo muchas quejas expresadas en la prensa de la época, sobre todo en lo referido al desnivel de la plaza de los Mostenses y a la diferencia de nivel con la calle de Leganitos en el punto de encuentro en la Plaza de Leganitos, donde fue necesario elevar el nivel unos 90 cm. en la calle de los Reyes, Leganitos, plaza de España y Duque de Osuna.


Aunque a continuación utilizaremos unas imágenes más antiguas, insertamos ésta en primer lugar para tener una visión completa del trazado de esta vía.

Este es el aspecto que ofrecía la nueva Avenida dos años después del comienzo de las obras. En la imagen, vemos por la izquierda el solar que ocupará el Edificio Carrión (Capitol) y a continuación el trazado de la calle Tudescos que después desapareció pues este solar se unió con el siguiente a la hora de construir los edificios correspondientes. El tercer solar estaba flanqueado por las calles de Silva (donde se observa esa especie de cercha en el centro de la calzada) y San Bernardo la mas alejada, allí a la derecha vemos un edificio que sobrevivió a los derribos y que ha llegado hasta nuestros días, el Palacio de Altamira propiedad del marqués de Leganés que da ese nombre a la calle que discurre por su fachada.


Esta fotografía de principios de 1926 es mas antigua que la puesta anteriormente, la calzada en primer término corresponde a la calle de Silva. Los derribos de las casas de la calle de los Tudescos, cuyos solares están sobre la futura calzada, aún no se han realizado. Al fondo el solar del edificio Carrión, al pié de la valla visible la calle Tudescos que desaparecerá posteriormente y a la derecha discurrirá lo que queda de la calle Jacometrezo.

El Ayuntamiento ya era propietario al comienzo de las obras de 35 solares, fruto del proyecto inicial del año 1862 que configuró la Plaza del Callao en el estado que presentaba cuando comenzaron las obras del segundo tramo, no obstante fue necesario expropiar mas de un centenar de casas y, como apuntábamos anteriormente, al no seguir la Avenida el trazado de ninguna calle un elevado número de estas expropiaciones fueron solares sobre los que debería discurrir la calzada.

A mediados de 1926, los derribos habían llegado a la calle de San Bernardo y se cortó el tráfico entre esta calle y la Plaza del Callao para proceder al levantamiento de los planos, señalar las rasantes y realizar las obras de urbanización.

Los derribos cuyas imágenes se insertan a continuación, pertenecen a la acera de los pares del tramo de la Calle de San Bernardo comprendido entre la Plaza de Santo Domingo y el nuevo trazado de la Avenida de Eduardo Dato, y más concretamente a las casas afectadas por dicho trazado (núms. 12 y 14).


 
Entre el edificio situado en segundo plano en el centro de la fotografía y el que está a su derecha que tiene una especie de cubierta, pasará la Avenida de Eduardo Dato como vemos en la imagen que se expone a continuación.


La fotografía de finales de 1926, nos muestra el edificio del Palacio de la Prensa en construcción.

A finales de los años 20 el cruce con la calle de San Bernardo presentaba el aspecto que se refleja en la imagen siguiente…


El primer edificio por la izquierda es el Palacio de la Prensa, el segundo pertenece a la manzana situada entre las calles de Tudescos y Silva y está en la esquina con la calle de Silva y es el núm. 6 (actual 50) de la Gran Vía. En la esquina con Tudescos se construirá el Edificio Nueva York que albergará en sus bajos el cine Actualidades y por último el que se ve parcialmente a la parte izquierda de la imagen está situado en la esquina con la calle de San Bernardo.

A finales de 1927 se habían realizado en su totalidad todos los desmontes y derribos hasta la plaza de Leganitos excepto algunos de la calle de Leganitos.


Esta es la vista de la Plaza de Leganitos desde la esquina de la calle de Parada, desaparecida totalmente y situada entre las calles de Isabel la Católica y San Bernardo, aproximadamente en la mitad de la fachada del actual edificio de los Sótanos. Los postes levantados a la derecha indican el borde exterior de la futura acera. Todavía se debían realizar los desmontes correspondientes a los solares de la acera de los pares, donde se encuentra el Mercado de los Mostenses.


Esta imagen de 1929 representa una vista de la Avenida de Eduardo Dato desde la Plaza de Leganitos, por la derecha se nota el saliente que representa la iglesia de San Francisco de Borja.

La zona comprendida entre la calle ancha de San Bernardo y la plaza de Leganitos, en su mayor parte pertenecía al Barrio del Álamo (distrito de Palacio) y vio desaparecer la mayor parte de sus calles, entre ellas el Callejón del Perro (hoy calzada de la Gran Vía), que según Mesonero Romanos con sus ocho pies (2,44 m.) de anchura, era la calle mas estrecha de Madrid.


En esta imagen vemos el comienzo del tramo, en el ángulo inferior izquierdo (Plaza del Callao) y el final del mismo en el ángulo superior derecho (Plaza de Leganitos). Es una imagen del año 1928, los derribos están casi finalizados pues aún está en pié el Mercado de los Mostenses y ese edificio frente a él que pertenece a la calle de Leganitos. También están presentes en el centro de la fotografía, la iglesia de San Francisco de Borja y el convento anexo, los dos edificios de la acera de los pares que hacen esquina con la calle de San Bernardo y apuntando hacia ellos el Palacio de Altamira, además entre ellos y el Palacio de la Prensa uno construido en la manzana limitada por las calles de Silva y los Tudescos y el otro entre Silva y la calle de los Libreros. En el ángulo inferior derecho la Iglesia de San Martín.


A finales de 1928 presentaba este aspecto la calle de de la Flor Baja (por la derecha) y la Avenida de Eduardo Dato (a la izquierda). En la parte superior de la calle de la Flor Baja el edificio de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús.

Como decíamos al principio, aunque la entrega oficial del tramo se realizó en el último tercio del año 1932, esto solo suponía la calzada con los servicios correspondientes y las aceras, así como la delimitación de los solares; es decir, la urbanización de la zona. Aunque algunos edificios se construyeron dentro de esos plazos, otros solares fueron construidos bastante mas tarde, por lo que el tramo no quedó completamente concluido hasta que fue terminado el último edificio en 1955 (Hotel Menfis).


En 1928 la Avenida de Eduardo Dato presentaba muy avanzadas las obras de construcción de edificios en la acera de la derecha (pares), mientras que la de la izquierda, aunque tenía ya muchos solares anteriores a las obras fruto del proyecto de 1862, el hecho de haberse ampliado la calzada a costa de derribos en esa zona produjo muchas reclamaciones y retrasos. La manzana del edifico Capitol aún no ha empezado a construirse y el primer edificio que se ve construido pertenece a la esquina con la calle de Silva. Al fondo a la izquierda se ven derribos pendientes y en el centro el edificio que tapona la prolongación hacia la calle de la Princesa.


En Junio de 1930 se hallaban en construcción los edificios de la imagen, el de la izquierda corresponde al núm. 20 (actual 64), y el de la derecha denominado Edificio Vitalicio que está en el núm. 33 (actual 73) y es el último edificio que hace chaflán con la Calle de Leganitos en la Plaza de España. En el centro a la derecha el edificio lindero con el edificio Vitalicio cuya numeración será 31 (actual 71).

Veremos a continuación algunas imágenes de la situación de las obras en los años 30.


Año 1931, desembocadura de la Avenida de Eduardo Dato en la Plaza de Leganitos, por la izquierda los edificios núms. 29, 31 y 33 (69,71 y 73 de la actual Gran Vía); en el centro el Colegio del Sagrado Corazón, y a la derecha el edificio núm. 32 (76 actual) que albergará el Cine Velussia (Cine Azul a partir de 1939, convertido en la actualidad en Friday’s, un restaurante de comida norteamericana). Mas abajo quedan aún dos solares por edificar.


En Mayo de 1931 fue incendiada la iglesia de San Francisco de Borja, la imagen está tomada desde el solar que ha dejado el Mercado de los Mostenses.


El mismo solar visto desde la Avenida de Eduardo Dato, al fondo la calle del Álamo. Los edificios del fondo existen actualmente como vemos en la imagen siguiente…


Tras este lapsus de modernidad, volveremos a la época que describimos. A continuación veremos este lugar en una imagen de 1937/38 durante la Guerra Civil.….


en la que a la izquierda está el edificio que alberga al cine Velussia, y en el centro el solar vallado del futuro Mercado de Santo Domingo.


Esta imagen es posterior a 1946, pues se observa el Mercado de Santo Domingo construido en parte del solar que dejó el Mercado de los Mostenses. Este mercado fue inaugurado el 30 de Diciembre de 1945.

En la parcela que se ve en la imagen se construirá el Hotel Menfis y en la esquina del edificio adyacente está situado el cine Velussia.


Esta imagen de 1929 nos muestra la acera de los pares (izquierda) con edificios terminados y en uso, mientras que la de los impares los presenta todos en obras. El Edificio Carrión (Capitol) tardará aún dos años en comenzar a construirse. La fotografía está tomada desde el cruce con la calle de San Bernardo y la montaña de adoquines situada mas arriba de la zona vallada indica que se está realizando el adoquinado de la calzada hasta la Plaza del Callao.


Esta vista de 1934 presenta el tramo parcial de la Avenida desde el eje de las calles Silva (ángulo inferior izquierdo)/Libreros (ángulo inferior derecho), hasta la Plaza de Leganitos. Las sombras sobre la calzada señalan la existencia de un gran solar, el dejado por la iglesia de de San Francisco de Borja y Casa Profesa de la Compañía de Jesús. En el periodo 1945/49 se construirá allí el edificio de los Sótanos. A la derecha vemos el solar dejado por el mercado de los Mostenses que quedará totalmente ocupado en 1955.

Como en entregas anteriores pasaremos ahora a describir el edificio emblemático de esta Avenida y quizás de toda la Gran Vía.

Edificio Carrión, Eduardo Dato 1 (41 actual) c/v a Jacometrezo, construido en el periodo 1931/33 según un proyecto de los arquitectos Luis Martínez Feduchi y Vicente Eced y Eced.


Aunque no se pueden restar méritos a edificios anteriores como los de la Unión y el Fénix, La Telefónica, Madrid-Paris, Palacio de la Prensa… etc, el Carrión se puede considerar como el buque insignia de todo el trazado de la Gran Vía.

Y ello es porque durante su construcción se incorporaron las últimas innovaciones tecnológicas en el estado del arte:

· Refrigeración centralizada.
· Procedimiento constructivo utilizando nuevos materiales (Vigas Vierendell).
· Estructura de hierro que se asienta sobre una base de hormigón.
· Utilización de telas ignífugas en su decoración interior.
· Decoración interna ad hoc realizada por el propio Feduchi y Eced.

Las obras comenzaron en abril de 1931 y finalizaron en octubre de 1933 entregándose a su propietario un edificio multifunción que albergaba cafetería, sala de fiestas y de billar en el sótano, salón de té en el entresuelo, tres plantas destinadas a oficinas y tres mas ocupadas por el hotel-residencia con apartamentos en alquiler (pionero este servicio), restaurante con terraza, estudios, sala de espectáculos etc.

Respecto a la refrigeración diremos que era la primera vez que se proyectaba un edificio con esta capacidad y fue necesario resolver los problemas de la cantidad de energía necesaria para alimentar las máquinas, el espacio que ocuparían (similar al de la sala de cine) así como el de las conducciones del aire sin que ésta fuera ruidosa.

Durante la construcción del edificio los arquitectos viajaron a Inglaterra, Alemania y Francia para coger ideas y ver el estado del arte en estos países.


La instalación de las máquinas de realizó en los sótanos y debajo de la sala del cine. Se instalaron 10 ascensores con sus máquinas en la parte superior del edificio.

Por primera vez en España se utilizaron las vigas Vierendeel, desarrolladas por Jules Arthur Vierendeel (1852-1940), ingeniero belga pionero del diseño estructural, que desarrolló y patentó este elemento constructivo. Profesor en la Universidad de Lovaina, desarrolló una teoría sobre el pandeo y no sólo concibió la viga sin diagonales, sino que también llevó adelante fundamentos de cálculo, investigó sobre el comportamiento de las deformaciones y determinó cuáles son los límites de cargas de las estructuras metálicas.


En la adopción de este tipo de vigas, que soportan la cubierta de la sala y las tres plantas edificadas sobre ella, influyó la necesidad de disponer de espacio que permitiera el paso de los conductos (a mayor sección, menos ruidosos) de la instalación de aire acondicionado. La mayor tenía un peso de 70 toneladas con unas medidas de 3'20 metros de altura y 32 de longitud, siendo en aquella época las mayores de Europa.


El edificio se construyó con una estructura de hormigón en los dos sótanos y en el cine, cubierta y gradas, el resto fue de estructura metálica.

Para evitar los incendios, o mejor dicho para minimizar el riesgo de incendios, los arquitectos proyectaron el cine con estructura de hormigón (material incombustible) y para revestimiento de las paredes, tapizado de butacas, alfombras, el telón… etc emplearon telas ignífugas. Allí donde habitualmente se usa la madera, ellos utilizaron el acero en las barandillas, las butacas y gran cantidad de elementos decorativos.

Los arquitectos Feduchi y Eced diseñaron el mobiliario interior y todos los detalles de escaleras, techos (en el caso del cine que cumpliera con las mejores condiciones acústicas), puertas, lámparas, ventanas…etc. Con ellos colaboró el pintor Hipólito Hidalgo de Caviedes.


Anfiteatros. Gradas de hormigón.

A continuación daremos un breve repaso a los interiores…


Bar instalado en el semisótano. El mostrador, al exterior, de cobre. Suelo de mármol cubierto por una alfombra de goma de color marrón rojo jaspeado.


Aspecto del bar desde la puerta de entrada.


Salón de té. Techo de color gris, paredes y columnas tapizadas con tela rojo oscuro.


Mostrador del Salon de Té.


El café de la planta baja. Mesas de mármol de color beige. Columnas de mármol ocre claro. Techo combinado amarillos y grises.


Otro aspecto del café. Sillas y asientos tapizados en azul. Las paredes de color marrón, parte baja, y amarillo claro en la parte superior.


El restaurante durante el día. Paredes al óleo blanco. Cortinas con estampados de color encarnado.


Sala de fiestas. Paredes tapizadas en color azul. Sillas en azul verdoso. Techo de color blanco.


El foyer de la primera planta. Paredes revestidas con madera. El techo de color gris. Los cubrerradiadores de níquel. Interesante jarrón de cobre, iluminado interiormente.


Entrada a la sala de espectáculos.


Foyer del cine. Paredes cubiertas de mármol verde. Techo en verde, las molduras doradas. Suelo de mármol y el tapiz rojo.


Subida a los palcos y sillones. Escalera mármol gris y blanco.


Subida a los sillones. Escalera de mármol gris y blanco. La barandilla es de tubo de níquel.


Aspecto del cine desde el escenario. Las sillas van tapizadas con terciopelo rojo.


Aspecto del sistema de luz indirecta.


Un rincón del patio de butacas. Paredes revestidas de madera pintada. Los tableros van unidos con franjas de metal doradas y verde en el centro.


Un rincón de la sala. Las paredes van todas tapizadas para ganar en resonancia. Color marrón claro.


Embocadura del escenario. Las estrías que sirven de iluminación van en color crema, dorado y negro. La cortina del escenario es del mismo color que las butacas.

En vísperas de cumplirse un año de la inauguración del edificio Carrión y su sala de espectáculos Capitol, el periodista Mauricio Torres, redactor de la sección de cinematografía del Heraldo de Madrid, propuso rendir un homenaje a D. Enrique Carrión por “haber dotado a Madrid del soberbio edificio de su nombre y del grandioso cinema Capitol. Inmediatamente se unieron a esta idea los Redactores Cinematográficos Unidos, auxiliados del Comité de Iniciativas de Madrid y con la cooperación de las entidades de marcado carácter madrileñista y las Asociaciones de empresarios de cines y alquiladores de películas”, por suscripción popular se obtuvieron los medios económicos necesarios para entregarle en acto solemne presidido por el Alcalde de Madrid Sr. Salazar Alonso el día 2 de Diciembre de 1934, una placa conmemorativa que desde entonces se encuentra instalada en la puerta de acceso al edificio.


Para finalizar veremos unas imágenes de época de este tercer tramo…


En esta imagen de mediados de los años 30, el tramo comprendido entre la Calle de San Bernardo y la Plaza del Callao está totalmente construido excepto el solar del núm. 3 (actual 43), lindero con el edificio Capitol y que albergará el cine Rex, que no se ocupará hasta el año 1947.


Otra imagen de la misma época. El primer edificio por la derecha en el núm. 4 (actual 44) es el edificio del Hotel Nueva York obra del arquitecto aragonés Manuel Muñoz Casayús. Exponente de un moderno racionalismo fue derribado en los años 70 para instalarse en su solar el edificio del Banco Atlántico, que derribado en la actualidad, está a la espera de un nuevo edificio de viviendas y locales comerciales proyectado por el arquitecto Rafael de la Hoz.


Finalmente una imagen de 1937, en plena GCE. A la derecha la calle de San Bernardo que cruza la Gran Vía en dirección a la Plaza de Santo Domingo. En la parte izquierda el núm.51 de la actual Gran Vía y la boca de metro de Santo Domingo. Hacia abajo el inmenso solar dejado por la Casa Profesa de los Jesuitas y a la derecha el solar de los Mostenses.
-.-.-

Autor: José María Pérez Córdoba (Pepcor).
En este blog también colaboran: Ángel Caldito, José Manuel Seseña y Ricardo Márquez.

Entregas anteriores:
Obras de la Gran Vía primer Tramo.
Obras de la Gran Vía segundo Tramo.
Gran Vía, Centro neurálgico del cine español 1
Gran Vía, Centro neurálgico del cine español 2
Gran Vía, Centro neurálgico del cine español 3

Bibliografía
Para la elaboración de este trabajo se han consultado las siguientes fuentes:
Memoria de Madrid
BNE
Foro Urbanity- JUANJO
Madrid histórico
Cien años de Gran Vía
Guía de Arquitectura y Urbanismo de Madrid (COAM).
Nuevas Formas. Revista de Arquitectura y Decoración. Año II 1935 núm. 1.

-.-.-
P.D.: Sin darnos casi cuenta hemos llegado al artículo número 200 de este blog. No era nuestra intención hacerlo coincidir con el que ha sido el gran centenario de este año, el de la Gran Vía, pero pensamos que es un trabajo que lo merece.


Confiamos en poder seguir contando con todos vosotros, colaboradores y lectores, y en tener el ánimo necesario para seguir con este proyecto.

Los componentes de Historias Matritenses.

Read more...

Aviso a los lectores

El contenido de este blog es renovado regularmente con nuevos artículos. También son revisados y puestos al día artículos ya publicados, por lo que si en algún momento, usted lector, quiere aportar algún dato será añadido lo antes posible. Sin la colaboración de todos esto no sería viable.

Aviso a los lectores

Este blog solo tiene intención de divulgar los temas en él tratados entre un público afín a los mismos, siendo únicamente de caracter cultural y sin ningún ánimo de lucro.

La mayor parte de la información se encuentra en Internet, y cuando ha sido directamente extraída de algún libro o foto con registro, se menciona explícitamente . Si hemos obtenido la autorización correspondiente estará marcando el elemento con ®, siendo la autorización de utilización únicamente para este blog. Si desean copiar estos elementos tendrán que pedir la autorización al propietario de los mismos.

Si considera que algo de lo expuesto en este blog menoscaba su propiedad intelectual, no dude en ponerse en contacto con nosotros para solventar el problema lo antes posible.

  © Blogger template Noblarum by Ourblogtemplates.com 2009

Ir arriba